Quemadores de incienso para varillas y conos. Tipos y usos

Quemadores de incienso para varillas y conos. Tipos y usos

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Inciensos
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Los quemadores de incienso son accesorios muy útiles para usar de forma correcta inciensos, sahumerios y en todos sus tipos.

Como indica el título, los quemadores más comunes actualmente son los usados para varillas y conos, aunque también los hay para granos y virutas, el tipo de quemador que usemos dependerá de cómo queramos ambientar la casa o la habitación donde estemos y lo que busquemos.

Es cierto que se puede improvisar en cierta forma, pero no es lo óptimo, estos recipientes no son accesorios complejos.

quemadores de incienso

Tienen un objetivo y es el de permitirnos quemar incienso de la forma más cómoda y segura posible, no hay más; el elegir un tipo depende de cada uno y del tipo de incienso como mencionamos hace un momento.

Dicho esto, pasamos a describir los tipos de quemadores de incienso disponible actualmente en el mercado.

Tipos de quemadores de incienso

Este tipo de quemadores son muy variados, solo basta buscar en Internet para darse cuenta de la amplia gama de quemadores y en especial se diferencian por su diseño.

Quemadores de incienso cascada

También es uno de lo más vendidos, son duraderos y es uno de los tipos que hacen que el humo del incienso caiga en cascada.

Es además, uno de los quemadores más sencillos de usar.

Quemadores dragón

Otra variedad de quemadores de incienso muy comunes de ver son los quemadores dragón, de hecho son tan efectivo y práctico que se venden en todo el mundo.

Dentro de este tipo de quemadores de incienso dragón es posible encontrar muchos tipos de diseños, una curiosidad es que el humo sale precisamente por la boca.

Quemadores de incienso de buda

Es un quemador de incienso que efectivamente tiene la forma de un Buda.

Además, dentro de los tipos de quemadores budistas existen los quemadores cascada o quemadores de incienso eléctrico.

Se usa especialmente para incienso de cono.

Quemadores de incienso tibetano

Es un quemador de incienso tradicional, usado desde hace mucho tiempo atrás.

Es muy usado para sahumerios y para incienso en grano, aunque también sirve para cono de incienso.

Quemadores de calavera

Como indica su nombre, son quemadores con forma de calavera.

Es una cuestión de gustos ya que su función es similar a los quemadores anteriores, es muy usado en países de Latinoamérica, especialmente México por un tema de cultura y tradiciones.

Quemadores de eléctrico

Es un tipo de quemador de incienso en forma de aceite esencial.

Sirve igualmente para quemar incienso en grano, la diferencia con respecto a otros quemadores es que no e usa carbón para quemar, por otro lado es necesario tener acceso a una fuente de corriente eléctrica para que funcione.

Quemadores de madera

Son quemadores que estéticamente son muy llamativos, sirve para quemar incienso en varillas o en cono.

Suelen fabricarse en bambú o madera noble, normalmente los modelos disponibles en el mercado son muy llamativos ya que son tallados por especialistas.

Quemadores de barro o arcilla

También habría que incluir a los quemadores de cerámica, es un tipo de quemador artesanal también muy útil y versátil ya que sirve para todo tipo de incienso.

Cómo usar los quemadores de incienso

Antes que todo, la sencillez para quemar incienso radica en el hecho de que no hace falta muchos elementos, elegir un buen lugar en casa, tener el recipiente, el incienso y las cerillas serían lo necesario.

Todo depende de cómo querrás aprovechar el humo del incienso, los quemadores de incienso que tienen su agujero en la parte central, son los que ayudan a ver caer el humo de forma armoniosa de arriba hacia abajo.

Si es lo que busca, los quemadores que sirven para conos de reflujo son los apropiados.

El incienso se debe colocar dentro del quemador, debes encender el incienso y dejar por unos minutos que empiece a quemarse.

quemadores de incienso

Cuando todo el incienso ya está encendido debes tapar el quemador, normalmente todos traen una tapa, no importa si el incienso se apaga ya que el humo seguirá saliendo impregnando de su aroma a todo el ambiente.

Una recomendación que podemos dar es que si bien es cierto, el humo que se logra con los quemadores es muy agradable y logra esparcirse bien por todo el lugar, es bueno tener punto de ventilación.

Esto debido a que en ocasiones el humo puede llegar a ser demasiado denso, las varillas y conos de incienso suelen durar entre 20 y 30 minutos, esto dependerá del tipo que incienso que compres y el tipo de quemador.

 

 

Deja una respuesta